Hit and Run trading, de Jeff Cooper


Al igual que en la literatura hay que leer los grandes clásicos, en bolsa hay que leer los de las leyendas, y una de ellas es Jeff Cooper, que lleva 36 años operando los mercados a tiempo completo.

Vive y opera desde su casa en Malibú, California, y es autor de dos best sellers:

Hit and Run Trading: La biblia de los traders a corto plazo y,

Hit and Run Trading 2: Capturando movimientos explosivos a corto plazo en acciones.

Su objetivo es ganar 20.000$ a la semana.

El Estilo Hit and Run


Hit and Run es una expresión que se utiliza cuando un conductor atropella a alguien y se da a la fuga. Esta es la filosofía que busca Jeff Cooper con sus trades: movimientos explosivos en el corto plazo, en los que acertar con la dirección del movimiento, y obtener ganancias por pequeñas que sean.

Considero que el estilo Hit and Run es una mezcla entre un intradía y un swing.

Jeff Cooper ha desarrollado una serie de formaciones o estructuras muy específicas del precio en gráfico diario, que a su vez ha denominado con nombres muy peculiares y que más adelante revisaré.

Estas formaciones de precio, en gráfico diario, anticipan movimientos explosivos en una determinada dirección. Jeff Cooper espera a la apertura del día siguiente, y ve si se confirma la entrada para ejecutar el trade.

Una vez está dentro, hit and run. Si el trade se desarrolla a favor, bien, y se convertirá en un trade tipo swing. Si no, nos damos a la fuga y abandonamos el trade.

Jeff Cooper ha escrito dos best seller de la serie Hit and Run Trading, y que puedes consultar en Amazon a través del siguiente enlace o haciendo click en la imagen:


Principales Conclusiones

Tras estudiar a Jeff Cooper en profundidad y haber tenido la oportunidad de operar su sistema con él mismo, destacaría las siguientes enseñanzas:

  • La gestión del dinero es más importante que las estrategias de entrada.

Las pérdidas tienen que ser mínimas. Cada día se elimina de inmediato cualquier posición que no se mueva a nuestro favor. Esto reduce el riesgo total y permite proteger los beneficios.

  • Cuanto más tiempo está una operación abierta, más probabilidades de que algo empiece a ir mal.

Es importante la gestión del stop para ir garantizando beneficios, por pequeños que sean.

  • La importancia de encontrar un nicho.

Jeff lleva a cabo su operativa Hit and Run en unos periodos de tiempo muy específicos, entre lo que se podría considerar un intradía y un estilo tipo swing (2-10 días vista). Busca entradas en intradía que puedan tener continuidad y desarrollarse en los días posteriores.

  • La importancia de tener un universo de trading acotado.

Jeff opera en acciones americanas, pero su universo de trading está muy acotado. Los patrones se repiten una y otra vez en la mayoría de las acciones americanas, pero de tanto operarlas, algunas de ellas las conoce bien. Prefiere centrarse en unos pocos valores a estar buscando oportunidades en las que operar sus patrones fuera de su universo de trading.

  • La importancia de una hit list.

Cada día selecciona una lista con los activos en los que va a operar al día siguiente. Esos y no otros. Si en el día no hay oportunidades, ese día no se opera, pero no se dedica a buscarlas en otros valores fuera de su hit list. Cuántas veces (erróneamente) nos habremos sentado delante de la pantalla del ordenador, con el mercado abierto, a buscar oportunidades donde poder operar en lugar de seguir la rutina de nuestro plan de trading ...

  • Objetivos semanales.

Es curioso que en los planteamientos de sus operaciones siempre suele poner la misma distancia al stop, que puede ser 1 punto o 2 puntos (1$ o 2$). No se fija en dónde puede haber un pivot point, o dónde está el mínimo anterior para poner ahí el stop. El stop es una distancia constante, por lo que sus compras son siempre de 1000 o 2000 acciones cada vez, y su objetivo semanal es obtener 10 puntos de beneficio en sus operaciones globales (20.000$ a la semana).



Los patrones de Jeff Cooper


The Lizard (la lagartija)


Una estrategia de continuación, de bajo riesgo y gran beneficio potencial. El patrón Lizard es útil para entrar en valores en tendencia que pasan por una debilidad temporal.


Esta estrategia funciona porque el patrón de entrada es un patrón de agotamiento. Significa que los últimos compradores o vendedores llevan el precio a extremos antes de que el smart money entre en acción. Dado que en los mercados se crean máximos y mínimos relevantes a corto plazo, las correcciones suelen ser rápidas y explosivas.


Este patrón te proporciona correcciones explosivas a corto plazo.



Expansion Range Breakout


No podemos comprar en cada nuevo máximo, puesto que eso es comprar caro. Hay que categorizar cada situación. Por ello, las rupturas de los máximos (breakouts) más explosivas tienen una expansión del rango de precios cuando alcanzan un nivel específico.


Este patrón se crea desde un punto de expansión descubierto allá por 1940. Las posiciones han demostrado tener las ganancias más consistentes en el plazo de uno a cinco días.


Este patrón te proporciona entradas después de que el movimiento haya empezado.

1-2-3 Pullback



Uno de los grandes dilemas a los que te entrarás en valores desbocados (con una tendencia muy potente mucha fuerza, mucho momento). Seguro que en muchas ocasiones has encontrado valores en los que tienes seguro que te incorporarías (largo o corto), pero como se ha movido tan rápido, no has tenido oportunidad de incorporarte.


El patrón 123 es el antídoto a estos problemas. Los valores en fuerte tendencia tienen que tomar aliento una y otra vez. Estas pausas, o paradas, no siempre se crean de la misma forma. Los valores más potentes siempre se toman un descanso por un número determinado de días antes de proseguir con su tendencia.


Una vez que los compradores potentes se han activado de nuevo, el precio va rápidamente a nuevos niveles superiores. Identificar esos patrones antes de la explosión es la especialidad de este patrón.


En la imagen puedes observar el patrón 1-2-3. Los números representan los días en los que el valor crea tres mínimos consecutivos decrecientes, hasta la barra verde del final, en el que el precio de cierre es mayor que el mínimo anterior (entran los compradores potentes). La incorporación se realiza por encima del máximo de esa vela.


Un pullback como éste justo después de un breakout genera excelentes oportunidades para incorporarse a la tendencia.


Este patrón de 3 días te proporciona entradas de bajo riesgo buscando movimientos rápidos.

The Holy Grail (El Santo Grial)


Los pullbacks o correcciones en valores con fuerte tendencia tienden a irse a las mismas médias móviles con una consistencia aplastante. Una vez que el precio besa a la media móvil en particular nos da la alerta para incorporarnos, dado que el precio continuará con el movimiento alineado a la tendencia principal, lo que proporciona un patrón muy fácil de entender y de ejecutar.


El patrón funciona porque es una profecía auto cumplida. Hay muchísimo dinero proveniente de los fondos de inversión que buscan comprar barato en valores con fuerte tendencia. Debemos aprovechar los momentos en los que las manos fuertes necesitan meter su dinero, como si de una ola se tratase.


Este patrón te proporciona entradas tipo Swing en valores con fuerte tendencia.

ORB (Opening Range Breakout)


Una estrategia para el mundo real... Nos permite iniciar posiciones intradía en valores con fuerte tendencia que no tienen un patrón perfecto.


Muchas veces tras la apertura, los valores se desangran hacia los rangos de precio de días anteriores, aburriéndonos y desesperándonos mentalmente. La ORB identifica las entradas cuando la tendencia va a continuar. Es el único patrón fiable que anticipa intradía en tendencia, y se ejecuta en intradía tras la ruptura de la vela de 30 minutos tras la apertura de la sesión.


Los intradías en tendencia se identifican con grandes velas verdes o rojas en gráfico diario. Cuando logramos incorporarnos de forma temprana en uno de esos días, los beneficios económicos son muy relevantes.


estrategia de continuación, de bajo riesgo y gran beneficio potencial. El patrón Lizard es útil para comprar valores en tendencia que pasan por una debilidad temporal.


Esta estrategia funciona porque el patrón de entrada es un patrón de agotamiento. Significa que los últimos compradores o vendedores llevan el precio a extremos antes de que el smart money entre en acción. Dado que en los mercados se crean máximos y mínimos relevantes a corto plazo, las correcciones suelen ser rápidas y explosivas.


Este patrón identifica oportunidades para ejecutar beneficios rápidos incluso cuando no haya una tendencia.


En la imagen puedes ver un intradía en tendencia. El valor tiene un movimiento acusado al alza, y los últimos días existe cierta consolidación en el rango de precios.

En esta imagen puedes ver en un gráfico de 30 minutos el día en cuestión. Tras la ruptura de la vela de 30 minutos nada más iniciar la sesión ejecutamos la entrada en la posición. El precio hace un pequeño pullback (vela roja) y explota al alza.


189 vistas

© 2017-2020 DRD Investments | Aviso legal